Diciembre 20, 2016

Proyecto que crea la Región del Ñuble quedó en condiciones de ser votado por la Sala del Senado

La Comisión de Hacienda del Senado despachó el proyecto que crea la Región del Ñuble, con lo cual quedó listo para ser visto por la Sala, última paso para que finalice su primer trámite constitucional.

Según se informó, la iniciativa –que actualmente tiene carácter de suma urgencia- sería votada por el Senado durante la primera quincena de enero próximo y en caso de ser aprobada, pasaría a la Cámara de Diputados.

Tras la sesión de la Comisión de Hacienda, el subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, agradeció el apoyo de los parlamentarios al proyecto y dijo estar confiado en su pronta aprobación.

“Lo importante –señaló la autoridad- es que estamos cumpliendo el compromiso que adoptó la Presidenta Bachelet durante su campaña, quien dijo que durante su gobierno la provincia del Ñuble se convertiría en región. Vamos avanzando –agregó- y todavía nos queda todo un año para que esta iniciativa sea despachada por el Congreso Nacional”.

Por su parte, el senador Felipe Harboe (PPD) afirmó “estar muy contento” con este paso que ha dado el proyecto en su trámite legislativo. Añadió que “esto hace justicia con más de veinte años de estudios, trabajo y desarrollo social, que permiten justificar técnica, política y culturalmente la necesidad de crear la Región del Ñuble”, expresó.

En este sentido, el parlamentario manifestó que “cuando implementemos la futura región, vamos a tener un mejor vivir para todos los habitantes de la actual provincia del Ñuble”.

Asimismo, sostuvo que la creación de esta nueva unidad administrativa está plenamente justificada. “Tenemos más de 13 mil kilómetros cuadrados de territorio, una vocación productiva agrícola y forestal muy importante, y un enorme potencial para el desarrollo del turismo”, precisó.

Además, Harboe aseveró que la nueva región va a permitir un uso más eficiente de los recursos públicos, ya que “va a focalizar de mejor manera los fondos que se destinan a la pavimentación y reparación de caminos secundarios, agua potable y, en definitiva, a desarrollar de manera más equitativa los territorios en nuestro país”.