Enero 09, 2018

Productores contarán con parador carretero turístico en sector Puerto Oscuro de Canela

En una ceremonia en plena Ruta 5, en la localidad de Puerto Oscuro, comuna de Canela, se realizó la firma del convenio que permitirá llevar a cabo el estudio de prefactibilidad y diseño para la construcción de un parador carretero, obra que constituye una antigua demanda de los productores y emprendedores locales de las comunas de Cobarbalá, Punitaqui, Canela y Monte Patria, adscritas al Programa de Desarrollo de Zonas Rezagadas.

La iniciativa consiste en contar con un espacio de comercialización para la venta y muestra de los diferentes productos de emprendedores rurales, comunidades agrícolas y de la Asociación de Pescadores Artesanales de las provincias de Limarí y Choapa, con foco en las citadas comunas.

“El objetivo de este proyecto es que se puedan exhibir, vender y comercializar los bienes y servicios generados por sus productores y cultores que se distingan por sus atributos de calidad, sustentabilidad e identidad local, permitiendo con ello el acceso a mejores mercados y condiciones de comercio”, sostuvo Claudia Bravo, jefa regional de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (SUBDERE).

Al respecto, Cristian Herrera, coordinador regional del Programa de Zonas Rezagadas, enfatizó en la importancia de dar inicio a este proyecto que beneficiará y pondrá en valor la producción e identidad local. “En este futuro paradero carretero, que ha sido fruto de la planificación de la propia comunidad, será una verdadera vitrina de lo mejor que tenemos en nuestro territorio, será un espacio de comercialización y tendrá productos de emprendedores locales, cooperativas agrícolas, pescadores artesanales con foco en nuestras cuatro comunas. Y lo mejor, es que el diseño del futuro parador debe tomar en cuenta la visión de los actores locales públicos, sociales y privados que conforman la gobernanza del programa de zonas rezagadas”, dijo.

Para el diseño y propuesta del proyecto, el municipio de Canela contratará consultoría especializada para determinar la factibilidad de su ejecución, además de la definición de su modelo de gestión y diseño de construcción. “Si hacemos las cosas de manera organizada tendremos espacios para las interesadas residentes y quienes quieran vender sus productos, generaremos una segunda alternativa, pero esta vez para gente que produce a pequeña escala con más dificultades, pero lo hace con productos identitarios y de muy buena calidad”, agregó Bernardo Leyton, alcalde de la comuna.

Como eje central del Programa de Zonas Rezagadas, este proyecto contará con un diseño participativo de modelo de desarrollo y de gestión que asegure que se exhiban, vendan y comercialicen productos sustentables del territorio con calidad e identidad distintivas y que sean generados o producidos por quienes lo habitan o trabajan con un modelo de gestión que lo haga económicamente sostenible.

“Es un paso y ha sido fundamental para los campesinos contar con la Presidenta Michelle Bachelet, quien se preocupó mucho por darnos la oportunidad de que tengamos una visión para poder salir adelante, de ser emprendedores y, porque no decirlo, de las autoridades de este gobierno”, señaló Felisa Castillo, dirigente de la mesa caprina de zonas rezagadas y productora de Canela.

La iniciativa está enmarcada en el Plan de Desarrollo 2016-2018 del Programa de Gestión Territorial Zona Rezagada en la Región de Coquimbo y se ejecutará con recursos de la SUBDERE (30 millones 50 mil pesos), los que serán traspasados al municipio de Canela.