Febrero 16, 2017

Infórmate sobre los avances en Reconstrucción tras los incendios forestales

Inmediatamente después de controlar la peor tragedia forestal de nuestra historia, el Gobierno comenzó a trabajar de manera eficiente y coordinada en el apoyo a las familias afectadas. A través de distintas iniciativas como bonos y subsidios, se están entregando recursos para que las personas que perdieron su hogar o fuentes de trabajo salgan adelante dignamente.

Los recursos para avanzar en el Proceso de Reconstrucción dispuestos por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, ya se están entregando en la zona centro sur del país. El objetivo es asistir las necesidades de las chilenas y chilenos damnificados por los incendios forestales en vivienda, trabajo y bienestar social, prevaleciendo siempre la calidad de vida de cada uno de ellos.

Considerando que este proceso requiere de agilidad y precisión, el Ministerio de Desarrollo Social aplicó desde el primer momento la Ficha Básica de Emergencia. Este instrumento permitió determinar de forma rigurosa las necesidades más urgentes de los afectados y disminuir los plazos de entrega de ayuda por parte del Estado.

Vivienda

Para apoyar a las familias mientras se construye su vivienda definitiva, se dispuso del Bono de Residencia Temporal para que los afectados puedan arrendar un lugar donde vivir o ser acogidos por un familiar hasta que se entregue su nueva casa. El depósito inicial corresponde a 400 mil pesos (para el primer mes de arriendo y el mes de garantía), luego se depositarán 200 mil pesos durante cinco meses.



Quienes hayan recibido viviendas de emergencia no podrán disponer del Bono de Residencia Temporal. Cabe señalar que ONEMI dispuso de requerimientos técnicos para asegurar que estas casas, independiente de quien las construya, tengan un óptimo estándar de calidad y seguridad de manera de garantizar la dignidad de las personas. Así, se fijó un mínimo de superficie, que cuenten con instalaciones térmicas y un correcto sistema de paneles y subdivisiones interiores, entre otros.

Dado que los incendios forestales arrasaron, lamentablemente, con muebles, electrodomésticos, camas y otros artefactos que estaban al interior de las casas, el Gobierno hizo entrega del Bono Enseres.



A la fecha, la totalidad del dinero dispuesto para esta ayuda está disponible en BancoEstado. En el caso de las personas que aún no tienen activada su CuentaRUT, y que por tanto aún no retiran su monto, deben acercarse a la brevedad a cualquier sucursal del Banco a lo largo del país y activar su cuenta. Ésta es la única forma de acceder al beneficio. BancoEstado no realizará cobros por comisión ni efectuará descuentos por compromisos atrasados, sólo actuará como caja pagadora para que las familias cuenten con 1 millón de pesos para la compra de enseres.

Trabajo y Producción

Teniendo conciencia que la fuente laboral es uno de los motores para superar la emergencia y salir adelante, el Ministerio del Trabajo hizo efectivo el Bono de Retención. Éste consiste en la entrega de $210 mil pesos mensuales por tres meses que se entrega al empleador para que las personas no pierdan su trabajo. Después de ese período, la bonificación será de $158 mil pesos por tres meses más.

Para la Región del Maule, el Gobierno destinó además 600 cupos de empleo a través del Programa de Inversión en la Comunidad, para que todas las familias afectadas puedan retomar sus vidas de la mejor manera posible.

Asimismo, se está entregando el Bono para Agricultores, el que permite reponer cercos, mangueras y colmenas dañadas por los incendios. A esto se suma la entrega de forraje para los pequeños productores ganaderos, que va de acuerdo al número de animales que poseen.



Restablecimiento de servicios básicos

El Gobierno de Chile está reconstruyendo pensando en la calidad de vida de las personas. Por eso los recursos y trabajos se movilizan rápidamente para recuperar las redes de agua potable, alcantarillados y espacios públicos lo que tendrá un valor de 2.500 millones de pesos.

Para el caso de Santa Olga, se trabaja en un sistema de tubería de 12 kilómetros el que permitirá trasladar agua desde el río Maule a la localidad.