Marzo 15, 2017

Gremios y académicos de la Provincia de Ñuble defendieron creación de nueva región

Con las exposiciones de representantes de diversas entidades gremiales, académicas y de la sociedad civil, continuó en la Comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados la tramitación del proyecto de ley que crea la XVI Región de Ñuble y las provincias de Diguillín, Punilla e Itata, que se encuentra en su segundo trámite constitucional.

Durante la sesión, que contó con la presencia de la Jefa de la División de Políticas y Estudios de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, Viviana Betancourt, hicieron uso de la palabra el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Chillán, Alejandro Lama; el presidente de la Corporación de Adelanto y Desarrollo de Ñuble, Juan Ramírez; y el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío, Benito Umaña.

Este último, defendió la necesidad de crear la nueva región, dado lo que calificó como “fracaso del actual modelo territorial”. Al respecto, el académico dijo que “en los últimos años, el PIB regional del Bío-Bío ha sido menor al nacional, lo que no se entiende, pues se trata de un territorio con grandes riquezas”.

Agregó que “la poca diversificación ha influido en la gran volatilidad de nuestra economía, pues dependemos en un 77 por ciento de la actividad forestal. Por lo tanto, esta es una oportunidad para Ñuble para invertir en la matriz agroalimentaria, lo que no solo terminará beneficiándola a ella, sino al Bío-Bío en general”, expresó.

Benito Umaña sostuvo que “hace décadas que la Región del Bío-Bío tiene un desarrollo menor al del resto del país y desde nuestra perspectiva, con la creación de una nueva dinámica territorial, como sería si se aprueba la Región de Ñuble, se pueden lograr cambios significativos”, afirmó.

Cabe destacar que la tramitación de esta iniciativa continuará el próximo martes 21 de marzo, oportunidad en que la Comisión escuchará las ponencias de representantes de diversas organizaciones de Concepción que se oponen a la creación de la Región del Ñuble.